Casi uno de cada cinco españoles asegura que se sentiría avergonzado en el caso de que su hijo tuviera piojos, y un ochenta por ciento afirma que avisaría al colegio en el caso de que así fuera. Estas son algunas de las conclusiones de una encuesta de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) y del Centro de Información de la Pediculosis, realizada a 2.000 personas, y de la que han informado dichas organizaciones en un comunicado.…