EL 10% DE LA INFANCIA EN EDAD ESCOLAR LOS HAN TENIDO ALGUNA VEZ.

Los piojos también vuelven al colegio

Con la vuelta al ´cole´, las consultas a nuestro teléfono por las familias preocupadas por la aparición de piojos en casa se multiplican.

Es habitual que se relajen los hábitos preventivos durante la época estival, la ampliación del ámbito de amistades, los viajes, campamentos, etc, unido todo ello al aumento de temperaturas, entorno ideal para la proliferación de este parásito, pueden provocar que estos indeseables acompañantes vuelvan del cole de forma inesperada en la mochila.

Esta es una de las frases que más repiten las madres y padres de la infancia que ha vuelto al colegio estos días. Y es que los brotes de piojos suelen ser más frecuentes al inicio del curso escolar.

Es cierto que los piojos pasan con relativa facilidad de una cabeza a otra y que, con la vuelta al cole, al entrar en contacto con otros escolares,  es recomendable poner en práctica algunos consejos para prevenir la infestación:

  1. Revisar el cabello poniendo especial atención en nuca, flequillo y detrás de las orejas, zonas donde la temperatura es más constante y el pelo sufre menos roturas.
  2. Usar una lendrera de forma diaria o semanal para comprobar periódicamente si hay algún piojo o liendre.
  3. Si la liendrera es manual, habrá que cepillar con ella el cabello siempre mojado y desenredado. Si por el contrario, la liendrera es eléctrica, el cabello deberá estar totalmente seco antes de cepillarlo.
  4. El control de forma frecuente es importante para comenzar el tratamiento lo antes posible. Y es que no toda la gente sienten picor cuando tienen piojos. Es posible que no sientan picor ni ningún otro síntoma hasta 4 ó 6 semanas después de contagiarse.
  5. Lavar con frecuencia el pelo, mínimo 3 veces por semana.
  6. Tener en cuenta hábitos higiénicos como evitar que los niños compartan gorras, bufandas, toallas o peines. Y es que los piojos no “saltan” de una cabeza a otra, sólo se transmiten si hay contacto, ya que el piojo se arrastra para llegar de un sitio a otro.
  7. Peinarles diariamente el cabello y limpiar los peines a menudo.
  8. Para evitar el contagio en la escuela, es recomendable que los niños y niñas lleven el pelo corto y recogido para ir a clase, para ponérselo más difícil a los piojos.

Somos conscientes de los quebraderos de cabeza que ocasiona este problema en las familias, sobre todo a partir de 4 años, pero llevando a cabo estas sencillas pautas es posible controlar y mantener a raya a piojos y liendres.

De todas formas, no dudes en llamarnos al 681 685 479 de Lunes a Viernes de 9 a 21 horas y te asesoraremos