Ideas falsas y mitos relativos a los piojos

Si su hijo o hija está en edad escolar, corre el riesgo de infestarse a lo largo del curso. Las estadísticas dicen que uno de cada cinco niños se contagian en el colegio. De ahí que los corrillos de padres a los que estos parásitos traen de cabeza extiendan la leyenda de que los laboratorios se dedican a soltarlos en el patio para que las farmacias vendan más.

Es una de las falsas creencias sobre los «Pipis», porque siempre coinciden las etapas de mayor infestación con la vuelta a las aulas después de las vacaciones.

¿Tienen alas?

Los piojos pueden encontrarse en cualquier lugar y en todas las estaciones del año, pero no saltan ni vuelan.

Son insectos blanquecinos, salvo cuando chupan la sangre, que pasan a un tono rojizo, casi negro. Se mueven rápidamente enganchándose con las patas al pelo, pudiendo aguantar hasta 48 horas sin estar en el cuero cabelludo, por lo que también se transmiten por contacto y a través de artículos como sombreros, cintas para el pelo, bufandas, almohadas.

¿Cosa de niños?

Otra de las presunciones es que los piojos sólo atacan a los peques. Nadie está a salvo de estos inquilinos.

Lo habitual es que por las características de la personalidad infantil, se produzcan más contactos entre los menores que entre adultos por los juegos, usos de utensilios personales, etc, por lo que se convierte en la población con mayor riesgo.

Por este motivo es importante que las familias se examinen la cabeza cuando se detecta un caso cercano.

Cabello largo, su favorito

A veces se opta por cortar el pelo para evitar a los «Pipis» aunque no es totalmente efectivo, es cierto que una melena larga suelta, proporciona más superficie de cabello donde adherirse.

Por eso, os recomendamos acudir a las clases con el pelo recogido.

Falta de higiene

La tradición popular transmite que la suciedad o la falta de ella provoca la tenencia o generación de piojos, pero es completamente falso.

Esta especie prefiere un espacio limpio y libre de grasas para establecer su hogar y espacio ideal para la ubicar sus huevos, la cual puede poner entre ocho y 10 liendres al día en estas zonas ideales.

Árbol de té, ¿lo más efectivo?

Este ingrediente, que proviene de las hojas de Melaleuca, está presente en champús y lociones de prevención. Se ha puesto de moda y es un éxito en ventas al ser natural.

Dermatólogos y farmacéuticos lo aconsejan para disminuir el pH del cuero cabelludo, y aportar un olor característico que desoriente e inmovilice a los piojos.

Ningún  estudio al respecto permite lanzar conclusiones a favor o en contra de su uso cotidiano ni tampoco existen activos que hayan demostrado que pueden prevenir la infestación

Certezas

El uso de la liendrera es más efectivo que cualquier pediculicida, de hecho los tratamientos que se desarrollan en Picapicapum, se basan en este método.

El uso de pediculicidas son difíciles de aplicar y en muchas ocasiones tienen efectos secundarios, sin conseguir los efectos buscados.

Las acciones preventivas deben basarse en el uso y revisión con liendrera, por este motivo en nuestro centro ofrecemos bonos de mantenimiento que ofrecen servicios preventivos para mejorar este aspecto. (Bonos)