¡¡Atención vuelta al cole!!… gritan los piojos.

Como cada año, con la vueta a las aulas las infestaciones de piojos se vuelven habituales, para desesperación de las familias . Aunque son inofensivos y se limitan a alimentarse de la sangre del cuero cabelludo de los pequeños, estos parásitos son muy molestos,tanto por los picores que producen como por lo difícil que es erradicarlos de una sola vez.

Peligros de los piojos

Aunque son parásitos y están en contacto con nuestra sangre, los piojos de la cabeza no transmiten enfermedades. El mayor problema que causan es el picor, que aparece por la reacción de la saliva del paraśito y si las heridas que se producen con el rascado  se infectan. En este caso lo mejor es consultar con el servicio de pediatría o el centro de salud, cuál sería el mejor tratamiento individualizado.

Parásito conquistador

Al contrario de lo que suele pensarse, los piojos no saltan de unas cabezas a otras. De hecho, ni siquiera pueden saltar, como sí hacen las pulgas. Lo que sí hacen es, cuando hay dos cabezas juntas o cuyos cabellos están entrelazados en algún punto, los piojos recorren estos pelos como si fueran puentes entre las cabezas

Los piojos destacan por su velocidad, porque pueden vivir hasta un mes entero en una cabeza y porque las hembras pueden poner entre 4 y 10 huevos al día. Los piojos están diseñados para multiplicarse y expandirse: tres semanas es lo que necesita un huevo de piojo, también llamado liendre, para convertirse en un adulto y, si es hembra, volver a poner huevos. Si tenemos en cuenta que cerca del 60% de las liendres sobrevive lo suficiente como para convertirse en nuevos piojos, nos podemos hacer una idea de su poderío.

Un piojo puede vivir hasta un mes en una cabeza, y fuera de ella, 48 horas, tiempo suficiente para que localice un nuevo hogar. El piojo suele esperar, en el entorno habitual del huesped, lo que hace que no se limite sólo a los colegios o a las guarderías, sino que vale cualquier lugar que reúna a personas y tenga un ambiente propicio para su proliferación


 El único remedio efectivo: eliminarlos por completo

La mejor estrategia contra el piojo tiene dos tácticas. La primera consiste en la vigilancia diaria de las cabezas.

Si ya hemos constatado que algún miembro de la familia tiene piojos, es hora de ponerse manos a la obra. Existen multitud de productos en el mercado que aseguran su eliminación. Sin embargo, en Picapicapum segimos la fórmula más eficaz, a mano y con paciencia. Con este método además evitamos la exposición del cuero cabelludo a productos químicos, y nos aseguraremos un resultado final más duradero.

Una vez que hayamos eliminado todos los piojos vivos, habremos conseguido  ganar una batalla.

Y después, entra en juego la fase 2: durante 7 días habrá que inspeccionar de la misma forma todas las secciones del cabello para eliminar hasta la última liendre. No es difícil, sólo es cuestión de paciencia.

aparicion-liendres-piojos

Prevención: vigilancia

Con el cabello limpio de parásitos, el siguiente paso crear una serie de hábitos preventivos ,que ayudaran a detectar una posible infestación y atajar el problema en la primera fase.

¿Y en los adultos?

No es raro que en un hogar donde estos pequeños “habitantes” entraron por las cabezas infantiles, acaben colonizando la de las y los adultos también. Por ello, es importante que no nos olvidemos de revisarnos a toda la familia, ya que puede convertirse en un problema ciclico y crónico.

Existen algunas creencias populares como que el tinte acaba con ellos… no están científicamente demostradas y sí que es cierto que las cepas de piojo pueden hacerse resistentes a determinados productos químicos. Por ello, al igual que en la infancia, el sistema más eficaz será el que hacemos en Picapicapum, revisión y eliminación manual.

En cualquier caso, informarle, que en Picapicapum, realizamos asesoramiento y diagnósticos  gratuitos.

Puede ponerse en contacto con nosotras a través del teléfono 681 68 54 79 o enviándonos un E-Mail a info@picapicapum.es.